Main Page Sitemap

Citas a ciegas capitulo 8


citas a ciegas capitulo 8

982Juan Pablo II, Exh.
Esta luz o esta ley Dios la un hombre buscando una mujer luis miguel letra ha donado a la creación» 266 y consiste en la participación en su ley eterna, la cual se identifica con Dios mismo.267 Esta ley se llama natural porque la razón que la promulga es propia de la naturaleza.
Catecismo de la Iglesia Católica, 2467.Volver al comienzo del capítulo / Ir al Índice.Desde esta perspectiva, las comunidades eclesiales, convocadas por el mensaje de Jesucristo y reunidas en el Espíritu Santo en torno a Él, resucitado (cf.223 El ser humano ha sido creado para amar y no puede vivir sin amor.Otro aspecto importante y de obligado cumplimiento es la necesidad de puntualidad a la hora de la realización del mismo (tanto para la persona sordociega como para el guía-intérprete).Esta perspectiva orienta hacia una visión correcta de las realidades terrenas y de su autonomía, como bien señaló la enseñanza del Concilio Vaticano II: «Si por autonomía de la realidad terrena se quiere decir que las cosas creadas y la sociedad misma gozan de propias.Evangelium Vitae, 73: AAS 87 (1995) 486-487.B) Las relaciones entre trabajo y capital 276 El trabajo, por su carácter subjetivo o personal, es superior a cualquier otro factor de producción.Los creyentes deben vivir el trabajo al estilo de Cristo, convirtiéndolo en ocasión para dar un testimonio cristiano «ante los de fuera» incontri da crotone ( 1 Ts 4,12).123Juan Pablo II, Carta enc.333Pablo VI, Carta.
Inter mirifica, 3: AAS 56 (1964) 146; Pablo VI, Exh.
369Concilio Vaticano II, Const.Todo esto ha demostrado crudamente cómo toda intervención en una área del ecosistema debe considerar sus consecuencias en otras áreas y, en general, en el bienestar de las generaciones futuras».964 460 El hombre, pues, no debe olvidar que «su capacidad de transformar y, en cierto.Rerum novarum: Acta Leonis xiii, 11 (1892) 128.La salvación de Dios se concibe como una nueva creación, que restablece la armonía y la potencialidad de desarrollo que el pecado ha puesto en peligro: «Yo creo cielos nuevos y tierra nueva» ( Is 65,17) dice el Señor, «se hará la estepa un vergel.834 Catecismo de la Iglesia Católica, 2267.La visión, muy difundida, que identifica la prudencia con la astucia, el calculo utilitarista, la desconfianza, o incluso con la timidez y la indecisión, está muy lejos de la recta concepción de esta virtud, propia de la razón práctica, que ayuda a decidir con sensatez.


[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap